Coches autónomos, televisores planos y robots, los triunfadores de CES 2017

Cinco días y más de 3.000 expositores después, la edición 50 de CES, la mayor feria de electrónica de consumo, cierra las puertas con las guías maestras de lo que ofrecerá 2017 marcadas. Gary Shapiro, director de la asociación que organiza un encuentro que toma por completo, hoteles, transporte y centro de convenciones de Las Vegas, no ha ocultado su alegría por la llegada del presidente Donald Trump a la Casa Blanca. Afín a sus postulados, considera que Estados Unidos se va a beneficiar de una repatriación de capitales e impulso de la industria local, con la tecnología como nuevo motor económico. No sería extraño que en próximas ediciones el propio presidente fuese uno de los invitados de lujos. En CES sigue vigente la costumbre de usar a famosos como reclamo para lanzar productos o promover las bondades del sector. Shaquille O’Neal fue uno de los ponentes destacados. Y cada vez se ven más lejos los tiempos en que las mujeres eran utilizadas como reclamo en los diferentes puestos. La inclusión de perfiles femeninos y minorías es uno de los grandes retos que afrontan los creadores de software, hardware y servicios online.

Tras una semana de competencia por acaparar la atención de los visitantes, estas son las líneas de producto que durante 2017 intentarán hacerse con la cartera y atención del consumidor. Como siempre, escasearon precios y fechas concretas de lanzamiento. Mucho espectáculo pero pocos datos fiables.

Transporte

Ford fue pionera en asistir al CES. Mark Fields, su presidente ejecutivo lo hizo aconsejado por Bill Gates hace más de 10 años. Desde entonces no fallan, han conseguido que el resto de fabricantes de Detroit sigan su camino. La empresa que inventó la cadena de montaje vaticina que el coche del futuro no se poseerá, sino que será por suscripción. También que en 2021 el modelo autónomo, sin conductor, será una realidad. BMW, por primera vez, dejó ver una de sus berlinas que funcionará gracias a la inteligencia artificial en lugar de contar con un piloto humano.

El martes por la noche Faraday Future, presentada en la edición de 2016 y con capital chino, presentó su primer modelo inteligente y totalmente eléctrico. El FF91 se puede reservar por 5.000 dólares pero se ignora la fecha de entrega o precio final. Sí se sabe que es más veloz que cualquier deportivo, de los de gasolina, o que los actuales vehículos de Tesla. Mercedes piensa en un sistema de transporte híbrido, que combine sus furgonetas con los drones de Matternet, una startup nacida en la Singularity University, cofundada por la latina Paola Santana. Reparto de punto a punto con una solución ingeniosa. Honda se ha sumado a la ola con lo que denominan un NeuV (Nuevo vehículo urbano) un biplaza futurista que recuerda al modelo sin volante ni pedales de Google. Toque asiático con ambición de integrarse en ciudades de todo el mundo. La pauta es ofrecer vehículos pequeños y ágiles en ciudad y dejar los de más tamaño para las empresas de logística o los viajes de aventura.

La tendencia de dejar atrás la gasolina llega hasta el último reducto del petróleo. Hasta las competiciones se lo están replanteando. La Fórmula E se exhibió en el parking del centro de convenciones. Quizá el sonido no sea el mismo, tampoco el olor, pero sí la espectacularidad de los circuitos, parafernalia y emoción. La puja por los derechos de televisión de los mismos es un buen indicador del interés que despiertan.

El capítulo de transporte lo completan bicicletas, desde las lúdicas y deportivas, cada vez más ligeras, a las urbanas, asistidas por motor eléctrico y más seguridad. India y China son los orígenes más comunes de casi todos los modelos.

Televisiones

Tal y como se esperaba, las televisiones se han convertido en una de las grandes protagonistas del CES. Esta cita en Las Vegas suele utilizarse cada año para marcar las tendencias: aquí se empezó a hablar del 4K y de las pantallas OLED. En esta ocasión, la edición ha estado marcada por un aspecto de diseño: el espesor. Empezaron la batalla las compañías surcoreanas LG y Samsung el primer día y se unió la china Xiaomi al día siguiente. En esta competición ha salido LG como vencedor con una televisión más fina que una tarjeta de crédito, de 2,57 milímetros, la OLED TV W. En cuestión de precio, se ha desmarcado Xiaomi que ha anunciado un aparato de 55 pulgadas por menos de 1.500 dólares. Las tres comparten rasgos comunes: tienen el cerebro de la televisión en una barra externa situada debajo y tienen una clara apuesta por el sonido (Dolby Atmos en el caso de LG y Xiaomi). Además, aunque todas ellas aseguran que se trata de la televisión del futuro, ninguna ha concretado cuándo empezarán a estar disponibles.

Robots físicos y virtuales

Esta edición del CES ha tenido una protagonista femenina que ni siquiera estaba presente: Alexa. La asistente virtual de Amazon se ha convertido en una de las más nombradas en esta feria de Las Vegas. Desde Huawei hasta LG, las grandes compañías están apostando por incorporar esta inteligencia artificial en sus productos. Han elegido su voz y su capacidad de aprendizaje para mejorar la experiencia del consumidor. El mismo propósito tienen los robots de la empresa surcoreana: Airport Guide Robot y Hub Robot, dos aparatos (también con esta voz femenina) de asistencia que trataran de hacernos la vida más fácil, aunque LG no ha especificado cuándo empezarán a estar disponibles. El primero de ellos, de casi tamaño humano, está diseñado para ocupar grandes espacios públicos, especialmente aeropuertos. Allí llevará a cabo tareas de bienvenida y de gestión de horarios, puertas de embarque y distancias. En el caso de Hub, este pequeño robot es más similar a una cibermascota. Su lugar es el hogar, especialmente un hogar conectado. Está ideado para poder dirigir al aspirador, al horno o al aire acondicionado. Además de otras tareas sencillas de asistencia como proyectar vídeos, realizar llamadas o apuntar recordatorios.

Móviles

Apple mantiene su política de no asistir a ninguna feria salvo los eventos que ellos mismos organizan. El pabellón asiático mantuvo la habitual cornucopia de fundas, baterías y complementos para iPhone e iPad, pero sin la creatividad e impacto de otros años. Android reina cada vez con más holgura. Huawei, con el Mate 9 como el móvil más potente de CES, Honor con 6X, ZTE con el nuevo Blaze y Asus estrenando procesador de Qualcomm han sido la antesala del Congreso Mundial de Móviles de finales de febrero en Barcelona. Tanto Samsung como LG aprovecharon para renovar la gama media. A falta de grandes lanzamientos sí se confirma al móvil como el núcleo central de control del hogar. Servirá como parrilla de televisión, centro de compras para la nevera, mando para termostatos, luces y cualquier tipo de automatización en el hogar.

Realidad virtual, aumentada y fusionada

La realidad virtual se consolida y se transforma en el CES 2017.A lo largo de 2016 se han asentado las opciones más demandadas de Samsung con GR y de Amazon con Oculus y han aparecido otras nuevas como Day Dream de Google. Además, la realidad aumentada ha dado un salto con juegos (sencillos, pero exitosos) como el de Pokémon Go, que muestran la esencia de esta tecnología: incorporar elementos virtuales en nuestra realidad. Pero este 2017 las apuestas van más allá. Ya no se tratará solo de introducirnos en un mundo virtual, ni de añadir nuevos elementos al nuestro, sino de hacer una mezcla. Se conoce como realidad fusionada y promete crear una sensación mucho más inmersiva. Intel ha presentado su proyecto Alloy como modelo y referencia de esta tecnología. Todavía incorporando mejoras (sacaran la segunda versión a lo largo de 2017), el CEO de la compañía, Brian Krzanich ha presentado esta tecnología como una plataforma abierta en la que se puedan incorporar otras empresas creadoras de contenido de realidad virtual y aumentada, como Samsung, Amazon y Google.

Se el primero en comentar

Deja una respuesta

Tu dirección de correo no será publicada.


*