LG se sube al carro de las cibermascotas domésticas

Si alguien pensaba aún que LG es una marca relacionada solo con televisores, móviles o electrodomésticos, es que no se ha enterado de lo que está sucediendo en esta edición del CES de Las Vegas. Y si bien es cierto que el gigante coreano no ha dejado de presentar nuevas líneas y gamas de sus productos «de siempre», también es verdad que, a partir de ahora, habrá que empezar a considerarla como un actor importante en robótica e inteligencia artificial.

Y no es que no supiéramos que la firma lleva tiempo investigando en estos campos, que sí que lo sabíamos. Lo que sucede es que, ahora, una buena parte de esas investigaciones se han convertido en productos comerciales, al alcance de los usuarios domésticos. Y algunos de esos productos acaban de ser presentados, precisamente, en esta edición del CES.

Elementos de Inteligencia artificial llevan presentes un tiempo en un buen número de productos de la compañía, desde televisores a lavadoras o frigoríficos. El pasado verano, sin ir más lejos, LG sorprendía en la IFA de Berlín con un aspirador que hacía funciones de vigilancia en casa… Pero ahora llega el turno de los robots. Esta nueva línea de productos se estrena con tres dispositivos, dirigidos al hogar, a los jardines y a la asistencia en espacios públicos. Dotados de una gran capacidad de procesamiento, los tres modelos pueden utilizarse como centro de control de otros dispositivos que tengamos instalados.

LG Hub Robot, por ejemplo, está especialmente pensado para utilizarse en casa. Una vez conectado, se convertirá en todo un asistente personal capaz de controlar y sincronizarse con nuestros sistemas de video, audio, climatización o control de temperatura. Bastará con decirle al robot lo que queremos que haga, incluso si estamos en el trabajo o en el coche, para que nuestras órdenes se ejecuten al instante.

El robot también puede leer o enviar mensajes, programar nuestra agenda, despachar el correo y un sinfín de otras tareas útiles en nuestra vida cotidiana. Blanco, pequeño, con dos luces azules por ojos y un aspecto redondeado y simpático, podemos pedirle a nuestro pequeño Hub Robot que ponga música, que nos mire el correo, que compruebe el tráfico o que nos busque información en Internet.

El Segundo de los robots presentados, por el contrario, está diseñado para trabajar fuera de casa, en concreto en el jardín. El dispositivo está preparado para desempeñar, sin ayuda alguna, las principales tareas de mantenimiento de cualquier zona verde. La tercera categoría, por ultimo, encuentra su utilidad en los espacios públicos, como hoteles o aeropuertos. Allí, estas máquinas darán información y servicio a los viajeros que lo soliciten, y se ocuparán de que todo sea más cómodo para las miles de personas que circulan diariamente por sus lugares de trabajo. Bastará con pedirle al robot que nos de nuestros datos de vuelo, o que nos indique dónde está nuestra puerta de embarque, o que compruebe por nosotros si nuestro vuelo ha sufrido algún retraso.

Pero las novedades en Inteligencia Artificial de la firma coreana no terminan ahí, sino que se extienden al resto de los electrodomésticos gracias a la adopción del sistema Amazon Alexa, que permite interactuar con cualquier dispositivo por medio de la voz. De esta forma, podemos, literalmente, hablar con el aspirador y pedirle que se active a la hora que deseemos, o decirle a nuestro pequeño robot doméstico (LG Hub Robot) que lo haga por nosotros. Lo mismo sucede con el resto de los electrodomésticos.